Compartimos la siguiente información de El Ciudadano en que Penco sale 18º en la listas de las ciudades con mayor riesgo de incendio y con una condición de vulnerabilidad alta. Esto es preocupante recordando lo que hace poco pasó en Valparaíso pero aún más imaginando una catástrofe de esta índole si un gasoducto cerca toda la comuna que es el que pretende instalar el proyecto Octopus a través del terminal de regasficación en Lirquén para hacer su conexión con el Gasoducto del Pacífico. La tubería pasaría a 300 mts. de las poblaciones Ríos de Chile y Geo Chile, y a 600 mts. de la Lord Cochrane, poblaciones que prácticamente se encuentran rodeadas de árboles de pino y eucalipto conocidos por su inflamabilidad lo que influyó en lo sucedido en Valparaíso. Con lo sucedido en el azotado puerto es de esperar mínimo algún aprendizaje de parte de las autoridades.

Ciudades chilenas con mayor riesgo de incendios

Un informe de la Conaf menciona que estas comunas concentran el 55% de los siniestros de este tipo registrados en el último tiempo del país. Este estudio fue basado en la ocurrencia de incendios en la última década en el país, mostrando que existen 29 comunas que son más vulnerables a incendios forestales, los que suman un total de 3.399 incendios en ese periodo. El 80% de estas emergencias ocurren en la zona media que une la ciudad con el bosque.

foto-287x400De 312 comunas que enfrentan cada temporada amenazas de incendios de gran magnitud desde la región de Coquimbo a Magallanes, 29 comunas concentran 3.399 incendios, algo asi como el 55%  del total de 6.165 registrados en la última década. “Se requiere una atención prioritaria, porque sus centros urbanos están cercanos a lugares boscosos. Lo importante acá es aprender a convivir con la naturaleza, hacer un buen manejo de bosques y de la vegetación”, explica Herbert Haltenhoff, jefe del Departamento de Prevención de Incendios Forestales de la Conaf.

Por otra parte Sergio Baeriswyl, premio nacional de urbanismo, señala que, “la gran mayoría de las zonas amenazadas por este riesgo son barrios que han surgido como asentamientos informales y que luego en el tiempo se consolidaron sin el equipamiento e infraestructura adecuada”. Los accesos viales son precarios, escasas áreas verdes,  no existen cortafuegos en casos de emergencia, no hay la suficiente cantidad de grifos y las construcciones de casas son principalmente de maderas. “Esto no significa que los cerros no sean habitables, significa que es necesario adoptar ciertos criterios en la planificación de estos barrios que disminuyan su vulnerabilidad”, afirma el arquitecto.

Ramiro Rodríguez El Ciudadano

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario