Extraído de TVN

Con una caravana de más de 60 vehículos, vecinos, ecologístas y agricultores, se manifestaron en Bulnes en contra de la instalación del proyecto termoeléctrico Octopus, que se instalaría en el corazón agrícola de la comuna.

La termoeléctrica funcionaría en base a gas licuado, el que sería trasladado mediante gaseoducto desde el puerto de Lirquén hasta la localidad de Bulnes, una vez llegado desde Texas, Estados Unidos..

La mayor preocupación, vinculada al río Diguillín, desde donde se obtendrá el agua para la planta, y que a su vez, es la principal fuente de abastecimiento hídrico para la agricultura de la zona.

El proyecto, que depende del consorcio de empresas Australis Power, Cheniere Energy, y las chilenas Andes Minergy y Gasoducto Innergy, podría empezar a funcionar en el año 2017, aunque aún no es aprobado.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Comments

  1. siempre contigo leticia sabater
    julio 25, 2013 at 8:56 am

    Coincido con la mayoria de las cosas

Deja un comentario