Mucho revuelo ya había causado el rechazo del Consejo Regional (CORE) del terminal marítimo por 26 votos contra cero hace dos semanas. Tampoco pasó desapercibido el segundo round, en que también cayó por “knockout” la central El Campesino dejando un marcador de 2-0 en el Consejo Regional. Dirigentes y opositores al megaproyecto celebraron ambas victorias el 26 de diciembre, instancia que contó con un amplio apoyo político, de parlamentarios, consejeros y un concejal, materializando una presión política que se hace cada vez más grande a medida que se acerca la fecha de la votación.

La Gran Derrota de Octopus: 2-0 en el Consejo Regional“Estamos hablando de una empresa mentirosa, de una empresa que llega con un lobby a sectores los cuales ya le están cerrando las puertas, y eso para nosotros ya es una victoria” con esas palabras Leonidas Arancibia, vocero de la Coordinadora Penco-Lirquén dejo en claro que se le puede doblar la mano a estas empresas que manejan miles de recursos para el lobby y que permean con sus ideas a las autoridades políticas. “Consejeros regionales, diputados, senadores, alcaldes, concejales, todos son elegidos por medio del voto popular. Y aquellas personas que son elegidas de cargos desde un gobierno que tiene intereses creados con la empresa, un gobierno centralizado que no está escuchando a la población desde las regiones” dice Arancibia, son los que finalmente deciden por sobre los intereses de los pobladores.

Con respecto a las declaraciones de la Seremi de Energía, Carola Venegas, que le bajó el perfil a la votación del CORE recalcando que no es vinculante, y siendo una autoridad que decide sobre el proyecto, el consejero Gabriel Torres manifiesta que “ella se debe y depende del ejecutivo y quien la nombró. Lamentablemente es así, pero ella no puede negar que aquí afecta a comunidades. Nosotros creemos que necesitamos energía para el país pero no puede ser a cualquier precio, tienen que ser consideradas las personas y la comunidades”.

El vocero de Penco agrega sobre las autoridades que “siempre andan con su secretismo, cautelosos y eso lo vemos con mucha extrañeza. Por lo tanto, es nuestro deber seguir adelante con esta lucha para poder convencer y conmover”.

Esta votación para la consejera Tania Concha, se puede calificar como un voto político: “esto si se puede ver desde un punto de vista técnico pero por supuesto que es un voto político. Espero que nuestros seremis y el intendente entiendan y vean, en ese Consejo Regional que votó en contra, la diversidad política de los que estamos ahí presentes” con respecto a la cantidad y las distintas bancadas en el organismo.
La Gran Derrota de Octopus: 2-0 en el Consejo Regional

 

La diputada Loreto Carvajal señala estar desde los inicios en oposición al proyecto y considera que “esta votación se condijo con lo que la ciudadanía quiere, donde hay un sentido profundo de mantener nuestras cualidades esenciales, de proteger nuestras aguas y suelos, de entender que tenemos un desarrollo e historial agrícola y que eso debe respetarse también por parte de las autoridades del ejecutivo”.

“Esta central El Campesino estaría justamente emplazada en el corazón de una provincia agroalimentaria. Tiene un tremendo potencial donde genera empleos y lugares que exportan que se verían directamente afectados” agrega el consejero Torres dando énfasis que es necesario “dar vuelta la hoja” y comenzar a considerar a las comunidades para este tipo de instalaciones.
La Gran Derrota de Octopus: 2-0 en el Consejo Regional

 

Victor Díaz, presidente del Comité Bulnes Sin Termoeléctricas, es enfático en decir que “más que un problema de Bulnes es un problema de la región. Y nosotros estamos siendo respaldados por esa votación” que es el CORE que tiene una visión regional, y por tanto, ve a ambas partes como un solo proyecto argumenta.

“Representan a la ciudadanía, son los que deciden el manejo de los recursos y proyectan el crecimiento económico de la región, por tanto, el rechazo por inviabilidad yo diría que es un golpe duro al proyecto que debe obligar a la empresa a hacer una reevaluación del mismo” declara el senador Alejandro Navarro, agregando que es necesario que el protagonismo lo asuma Enap y bajo otros criterios medioambientales y sociales.

De esta forma, la oposición ocupará todos los medios posibles incluso judiciales, tal como señala el concejal Héctor Peñailillo y los acercamientos que han tenido con la comunidad: “se acercaron los líderes contra el proyecto Octopus de Lirquén a solicitar apoyo jurídico. El concejo en pleno junto con el alcalde consideraron la posibilidad. Obviamente que esto tiene que ser madurado con las otras comunas” que son Tomé y Talcahuano, quienes suscribieron al acuerdo el año pasado”. A pesar de esto, Peñailillo es crítico del alcalde así como el resto del concejo con respecto a su rol como máximo representante en la oposición al Terminal GNL Penco comparándolo con el movimiento que frenó la termoeléctrica en dicha comuna: “lo que fue en su minuto el proyecto de  la termoeléctrica en Penco, el alcalde fue muy protagonista, y ahora cuando lo veo como alcalde lo veo más reposado. De hecho, es una crítica que se ha hecho a nivel del concejo” agregando que “si yo fuera alcalde, yo me lanzo con todo a la calle” dice quien ahora es protagonista en la oposición desde su cargo de concejal.
La Gran Derrota de Octopus: 2-0 en el Consejo Regional

 

Álbum completo de fotos

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario