A continuación dos noticias de lo sucedido en la Participación Ciudadana en Talcahuano el día 20 de enero en que vecinos no permitieron que expusiera la empresa por una serie de irregularidades que se han dado en el proceso de evaluación ambiental, asunto que no ha afectado sólo a Talcahuano sino que ha sido el sentir generalizado de la comunidad en oposición al megaproyecto energético Octopus de Biobíogenera.

Abrupto término de jornada de participación ciudadana en Thno por Terminal GNL Penco-Lirquén

 

Apenas habían transcurrido unos cinco minutos luego que Cristóbal CActive Imageelis, jefe de Medio Ambiente de BiobioGenera, iniciara su exposición sobre el proyecto Terminal GNL Penco-Lirquén, cuando se escuchó una voz pidiendo a los asistentes que se retiraran de la reunión de Participación Ciudadana que se realizaba en Talcahuano. Y todo quedó hasta ahí. Hubo reclamos por la escasa difusión que se habría dado a este encuentro, por el lugar poco adecuado, por la escasez de dirigentes, por la ausencia de autoridades y otros aspectos más,  todo lo cual llevó a que, finalmente, la jornada convocada no se pudiera terminar.

Inédito fue lo que ocurrió la tarde de este martes, en Talcahuano, en el marco del proceso de Participación Ciudadana del proyecto Terminal GNL Penco-Lirquén. Un encuentro similar se había hecho en Penco, hace una semana, y si bien tuvo momentos bastante tensos y los representantes de la empresa fueron interpelados en numerosas ocasiones, la jornada pudo concluir.

No fue lo mismo en Talcahuano. De partida, el lugar elegido: el Liceo A-25 no gustó a todos. Peor aún: no se contaba con la amplificación adecuada y muchos asistentes no escuchaban bien a quien hablaba. Otro punto negro, que fue duramente cuestionado por varios de los presentes, fue la convocatoria. Andrea Santelices, encargada de Participación Ciudadana del Servicio de Evaluación Ambiental, explicó varias veces que las invitaciones se confeccionaron según la lista de organizaciones proporcionada por el municipio local y que varias de ellas llegaron de vuelta. Incluso mostró los sobres que habían sido remitidos vía Chilexpress, Active Imageque correspondían a cerca de treinta personas.

Pese a ello, un centenar de vecinos y dirigentes llegaron hasta el establecimiento escolar para conocer detalles de este controvertido proyecto. También hubo representantes de Penco y de Bulnes, en esta última comuna BiobioGenera presentó un proyecto para instalar la termoeléctrica El Campesino, que se abastecerá con gas natural  que llegue al terminal proyectado para Lirquén.


Quejas y reclamos

Terminada la presentación de Santelices referida al proceso de participación ciudadana, en que puso énfasis en que las observaciones ciudadanas son importantes, pero no vinculantes, surgieron varias interrogantes y también cuestionamientos al procedimiento.

“Nos van a robar el agua. A dónde vamos a llegar!”, reclamaba una vecina de Talcahuano, mientras un pescador preguntaba: “¿Han pensado en los pescadores artesanales? ¿Ustedes creen que sólo Penco va a ser afectado?”. Lo mismo reclamaba un vecino de Caleta El Morro, quien criticaba que proyectos como éste “se armen en una oficina de Santiago, ¿y en qué nos favorece a nosotros?”.

Hubo otras intervenciones, antes de que, no sin cierta dificultad, Andrea Santelices entregara el micrófono al represeActive Imagentante de BiobioGenera, Cristóbal Celis. Eso, mientras el gerente del proyecto, Juan Eduardo Gallardo observaba junto a otros asesores.

Pero ni bien había empezado a hablar, empezaron los problemas. Primero una vecina que lo interrumpió porque atrás no se escuchaba y pidió otro parlante. Pero no había, así que Celis intentó hablar un poco más alto. Dijo un par de frases y una nueva interrupción. Esta vez para solicitarle material escrito para poder seguir su exposición con más claridad. Pero, no había tal material… Y cuando empezó a correr la lista de asistencia, varios de los asistentes no aguantaron más y se pararon, invitando a los demás a irse de la sala. Los representantes de la empresa no supieron qué hacer, tampoco los funcionarios del SEA. Así, abruptamente se dio término a la jornada. Varios hablaron de falta de respeto tanto de la empresa como del SEA. Hubo criticas y reclamos.

“No queremos que se instale”

Javier Ricke, de la Coordinadora Chorera, apuntó a la mala gestión  de la convocatoria como una de las razones para dar término a la reunión de Participación Ciudadana. Dijo que no todos los dirigentes fueron invitados y por lo mismo lo rechazan. Asimismo, criticó al municipio de Talcahuano, que con el personal y recursos con que cuenta, sólo fue capaz de remitir al SEA un informe de tres carillas con sus observaciones al EIA del Terminal Penco-Lirquén. “Pero nosotros como organización ciudadana ya tenemos más de 100 observaciones que vamos a presentar”. Y de paso aseguró que insistirán por todas las vías para que proyecto no se concrete.

En medio del ajetreo que se provocó en esta inconclusa jornada de Participación Ciudadana, le consultamos a Marcela Núñez, del SEA, respecto de lo que corresponde ahora, pero no lo tenía claro. Una Active Imageparte de la reunión se hizo, pero la empresa no alcanzó a exponer su proyecto, por tanto el proceso quedó a medias. Pero nada se dijo de volver a repetir el encuentro o no. Lo cierto es que tampoco hay mucho tiempo, ya que el 4 de febrero vence el plazo para entregar las observaciones ciudadanas a este proyecto. También estaba, aunque no en primera fila, el alcalde Gastón Saavedra.

Hernán Pino, en su calidad de concejal y presidente de la  Comisión de Medio Ambiente del Concejo, explicó que la reacción de los asistentes se debió a que el local no reunía las condiciones para una actividad de esta importancia, pero también a la convocatoria realizada y a que la empresa no estaba bien preparada para la esta reunión.

Respecto de los impactos del proyecto que se visualizan en la zona de influencia donde se construirá el ducto submarino, dijo que se había cambiado el sector de Rocuant por un terreno de Asipes en el centro de Talcahuano, lo cual genera muchas interrogantes en cuanto al impacto negativo que esto tendrá en la comunidad.

En su calidad de presidente de la Coordinadora Talcahueño, Roberto Pino dijo que su organización ya tiene cerca de 80 observaciones que entregará al SEA en el marco del proceso de participación ciudadana. Lamentó si, que éstas no sean vinculantes como tampoco lo son las jornadas de participación ciudadana. Ante eso, hizo un llamado a los legisladores a preocuparse de estos aspectos.

Para Pino la reacción de molestia  de los choreros es comprensible dado que “hemos vivido mucho tiempo afectados por la contaminación y cuando se escucha que viene este proyecto que también genera impactos, se inmediato se asocia a contaminación  y eso produce rechazo”.

Otra de las personActive Imageas que asistió al encuentro fue Teresa Bécar, presidenta de la Junta de Vecinos de caleta Tumbes, quien dijo que le preocupa la situación por el impacto que pueda tener en la actividad de los pescadores artesanales. Cree que habrá un efecto negativo y que su visión no ha sido tomada en cuenta. Dijo también que no había sido invitada a la actividad y que se informó por casualidad de su realización por eso estaba allí.

Así se fueron sucediendo las quejas, las interrogantes y las dudas que suscita esta iniciativa y que tampoco pudieron ser respondidas ante el abrupto término que tuvo esta reunión de Participación Ciudadana en Talcahuano.

Por Tribuna del Biobío.cl

Proyecto Octopus: Vecinos de Talcahuano “funaron” a representantes de la empresa

En medio del proceso de evaluación ambiental del proyecto del Terminal de Gas Natural Licuado Penco-Lirquén, más conocido como Octopus, se efectuó un diálogo ciudadano con vecinos de Talcahuano.

Sin embargo, esta actividad terminó abruptamente luego que los participantes realizaran una funa a integrantes de la empresa Biobiogenera -a cargo del proyecto- debido a que no les pareció que se citará a este encuentro a dos semanas del plazo para presentar los reparos a la iniciativa.

Así lo recalcó Javier Inostroza, representante de la coordinadora contra Octopus.

Una de las autoridades que participó de la actividad fue el alcalde de la comuna puerto, Gastón Saavedra, quien lamentó que no se pudiera desarrollar con normalidad.

A su vez, el alcalde planteó que como municipio mantendrán su oposición al proyecto. Mientras que los representantes de Biobiogenera descartaron pronunciarse frente a esta situación, ya que sintieron vulnerada su integridad física.

Por su parte, Roberto Pino, dirigente de la Coordinadora Talcahuano, anunció que buscan el apoyo de los pescadores para movilizarse.

El próximo 2 de febrero cuando se celebra el día de los humedales, los detractores recolectarán firmas en contra del llamado proyecto Octopus.

Ver nota completa con audios

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario