El día lunes 2 de febrero del 2015, las comunidades de Bulnes, Penco, Lirquén, Talcahuano y Tomé, nuevamente salieron a las calles de Concepción, en una marcha convocada para entregar al Servicio de Evaluación Ambiental sus observaciones ciudadanas al proyecto Octopus, actual Biobiogenera.

Las 257 fichas con más de 1.000 observaciones apuntan a los riesgos sociales, de salud, medioambiente, trabajo, seguridad, patrimonio, entre otros, al que se enfrentarían las comunidades de aprobarse este proyecto.
Las observaciones incluyen diversas preguntas realizadas por los pobladores en las mal llamadas “Participaciones Ciudadanas” y que la empresa no ha sido capaz de responder las consultas y críticas de los opositores.

Las distintas comunidades destacan que la lucha no termina aquí, y que a este proceso le siguen diferentes acciones, que manifestarán su férrea oposición a este mega proyecto que cabe mencionar, no está aprobado.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario