Durante la mañana de hoy 20 de mayo, manifestantes pertenecientes a la coordinadora intercomunal contra el proyecto Octopus/Bio Bio Genera (que agrupa a las comunidades afectadas: Tomé, Bulnes, Talcahuano, Penco y Lirquén) se tomaron las oficinas del Seremi de Medioambiente, ad portas de la cuenta pública de la presidenta Bachelet este 21 de mayo. Esta toma se enmarca dentro del contexto de movilizaciones territoriales a nivel regional y movilizaciones sociales a lo largo del país. Movilizaciones que dejan en claro las malas decisiones, la pésima organización y la nulidad que ha presentado el gobierno al momento de escuchar las demandas de comunidades, trabajadores y estudiantes. El objetivo de los manifestantes era visibilizar ante la opinión pública los impactos socioambientales del proyecto y además, presionar a las autoridades ya que en pocos meses más se votará la aprobación o el rechazo de este.

La Coordinadora Intercomunal logró reunirse con el Seremi Richard Vargas Narvaez, para poner sus demandas y objeciones al megaproyecto energético. En esta conversación, el Seremi ofreció a los voceros, la participación activa en la comisión técnica de la Municipalidad de Penco, presentes al momento de la evaluación del proyecto. Los voceros dejaron en claro el fraudulento y engañoso accionar de la empresa, las Participaciones Ciudadanas mal efectuadas y los conflictos de intereses que se presentan en este nefasto proyecto.

El Proyecto Octopus GNL Penco-Lirquén, contempla la construcción y operación de un terminal marítimo de tipo isla, el que estará habilitado para la recepción, almacenamiento y regasificación de Gas Natural Licuado en la Bahía de Concepción, frente a Penco, Lirquén y Tomé. El gas será transportado a tierra mediante un ducto submarino, el que enlazará con un gasoducto terrestre; para conectarse al sistema de transporte y distribución de gas natural existente y así abastecer la demanda del sector forestal, pesquero e industrial en la región. Las cantidades involucradas posibilitarán además, la construcción y puesta en marcha de una nueva generación de centrales termoeléctricas de ciclo combinado. En la comuna de Bulnes, ya se proyecta la construcción de la Termoeléctrica El Campesino de 1,140 MegaWatts.

IMG_0224-760x470

Cabe destacar que la energía generada se sumará al superavit que la clase empresarial siempre busca incrementar para su beneficio. Su objetivo principal es el funcionamiento del sistema minero del país, que consume la mayor parte de la producción energética, además de otros rubros extractivistas. Así, iniciativas como el proyecto Octopus, son anunciadas en nuestros territorios como una oportunidad de progreso y desarrollo. Sin embargo, se omite que las actividades que justamente buscan potenciar, llevan un largo tiempo generando graves impactos ambientales y sociales en la región. Por otra parte, el “gas de esquisto” que buscan traer a la región es extraído en otros territorios mediante “fracking”, una devastadora técnica que ha causado gran rechazo en las poblaciones locales por a la degradación ambiental que produce.

De aprobarse la construcción del terminal marítimo en la Bahía de Concepción, se podría añadir otro factor más -junto a la actividad portuaria y el tránsito de buques mercantes- que podría afectar las condiciones de la bahía, con consecuencias futuras que ni la empresa ni nadie puede diagnosticar con seguridad. Además, el proyecto tampoco traería empleo al territorio, afectaría fuentes de subsistencia y pondría en grave riesgo a la población durante terremotos y tsunamis, eventos que ocurren periódica y frecuentemente en nuestras costas.

En síntesis, la aprobación del proyecto Octopus, dotará a la clase empresarial de una enorme inyección de energía para continuar con sus actividades contaminantes y extractivas. Por eso, oponerse al terminal marítimo y al gasoducto es proteger nuestra forma de vida y la de las generaciones futuras.

Fuente: Resumen.cl

IMG_0238

 Declaración de la Coordinadora Penco-Lirquén

Como coordinadora Penco-Lirquén, hoy, miércoles 20 de mayo, procedimos a la toma pacifica del Seremi de Medio Ambiente a las 9:30 hrs aprox.

Las razon de esta ocupación es, entre otras cosas, el nulo actuar de las instituciones gubernamentales pertinentes ante las irregularidades tantas veces planteadas del Proyecto Octopus, el cual hoy en día no cumple con la normativa legal vigente al presentarse fraccionado en dos proyectos distintos en el SEIA, terminal marítimo y gasoducto aparte de la termoeléctrica “el campesino en Bulnes”, cuando en el fondo son lo mismo, hecho reconocido por la población y las distintas autoridades. Además, en las zonas que este proyecto afectara, existen comunidades lafkenches a las cuales no se les ha realizado la consulta indígena pertinente, consagrada en el convenio número 169 de la OIT a la cual chile se adscribió.

En el marco de la renovación de ministros de la presidenta Michelle Bachelet, expresamos nuestro total rechazo a que no se haya destituido de su cargo al Ministro de Energía, Máximo Pacheco, del Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier y a su vez exigimos que el Subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena sea destituido de su cargo debido a su anterior cargo de asesor de la empresa Biobio Genera/Proyecto Octopus, personaje que ahora tiene la capacidad y autoridad para aprobar este proyecto, por lo cual estimamos que existe un innegable conflicto de intereses.

En cuanto al dialogo que pudimos tener hoy con el Seremi de Medio Ambiente, expresamos nuestro gran descontento ante el hecho de que el proyecto, hoy en día, se encuentre mejorando gracias a las cerca de 2000 observaciones ciudadanas que como comunas hemos realizado para derribar a Octopus, nos damos cuenta que bajo este procedimiento, no vinculante por lo demás, estamos en el fondo haciendo el trabajo de la empresa, ya que luego de que nosotros criticamos algo técnicamente y con mucho esfuerzo porque no somos técnicos, esta ocupa esos mismos argumentos para arremeter de vuelta.

IMG_0234-1024x683

Cabe preguntarnos entonces ¿Qué pasaría si nunca hubiésemos realizado la gran cantidad de observaciones ciudadanas que se presentaron y que en consecuencia retrasaron el proyecto en 6 meses? la respuesta es simple, que si no fuera por ese esfuerzo, probablemente la empresa estaría funcionando con todas sus falencias, y, ¿quién se haría cargo de los daños?.

Queremos ser transparentes y recalcar un punto mencionado por el Seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, para él “no existen proyectos energéticos en la región a los que ellos digan: ¡NO!”, solo existe un interés de estos para “mejorarlos y hacerles menos contaminantes”, mejora en la cual como coordinadora no confiamos y explicitamos tajantemente que no queremos la mejora del proyecto, sino su expulsión de los territorios afectados (Tome, Talcahuano, Bulnes, Penco-Lirquén), ya son muchas las experiencias que nos hacen desconfiar del empresariado que miente, engaña y usa las instituciones a su favor, pero aún más desconfiamos de las transnacionales, no pagaremos por su enriquecimiento, nuestra tierra no se vende.

Por todo esto decimos no al Terminal Marítimo, No al Gasoducto, No a la Termo.

El mar, la tierra y los humedales
son de todos y hay que cuidarlos
y el que los contamina, hay que expulsarlo
¡Nosotros y ustedes lo aseguraremos!

 

Opositores al proyecto Octopus se toman la Seremi de Medio Ambiente en Concepción

 Una veintena de integrantes de la Coordinadora Penco-Lirquén contra el denominado proyecto Octopus mantuvieron por cerca de una hora tomadas las oficinas de la Seremi de Medio Ambiente en Concepción.

Los manifestantes ocuparon las oficinas regionales, solicitando a los trabajadores que se retirarán. Sin embargo, estos se negaron a desocupar las dependencias, incluido el seremi Richard Vargas, ya que aseguran que están trabajando en forma absolutamente normal.

Las puertas del edificio están bloqueadas por un lienzo en oposición al proyecto de terminal GNL Penco-Lirquén encabezado por la empresa Biobiogenera.

Los movilizados eran liderados por el presidente de la coordinadora ambiental que se opone al proyecto de un terminal gasífero frente a las costas de Lirquén, Leonidas Arancibia.

Y agregaron que han tenido un diálogo abierto con el titular regional de Medio Ambiente. Pero, recalcan que es precisamente la cartera que tienen que ver con esta materia.

Los dirigentes sostienen que con el cambio de gabinete esperaban la salida del ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier y del subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena cuya permanencia ven como la instauración del lobby en la cartera.

El proyecto se encuentra en pleno proceso evaluación ambiental y la empresa tiene plazo hasta el 15 de junio para responder las observaciones que se han realizado.

Paralelamente, el Servicio de Evaluación Ambiental está definiendo si procede la consulta indígena que solicitó una agrupación debido a la presencia de comunidades en el área de influencia del proyecto.

El director regional del SEA, Nemesio Rivas, comentó que no es algo que se haya resuelto y no descartó que la petición sea acogida.

Los grupos que rechazan el terminal marítimo de GNL de BioBiogenera advierten que responderán con una demanda en caso de que la autoridad no acceda a efectuar este proceso contemplado en el convenio 169 de la OIT.

Los opositores aseguran que no quieren que se hagan mejoras al proyecto, sino que no se concrete en la zona.

Fuente: BioBioChile.cl 

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario