22 de julio del 2016, Concepción, Región del Biobío
A la comunidad organizada:
En el contexto del tan bullado conflicto que lleva la Coordinadora Intercomunal Contra el proyecto Octopus (Terminal GNL Penco-Lirquén y Central El Campesino), como organización nos parece importante aclarar nuestra posición con respecto a nuevos proyectos de la misma índole que han surgido en nuestra región.

En primer lugar, señalar que rechazamos profundamente proyectos como el Terminal GNL Talcahuano, ya que sabemos que profundizará la afectación negativa de nuestra Bahía, además de posibilitar la alimentación de nuevas centrales termoeléctricas como las que se pretenden instalarse en Cabrero y Pemuco, sacrificando toda la zona agrícola de la provincia de Ñuble y sus alrededores.

En ese sentido, denunciamos a la opinión pública que la instalación de megaproyectos energéticos como el Terminal GNL Octopus en Penco-Lirquén y el reciente ingreso de GNL Talcahuano, así como la arremetida de la industria salmonera con las ya conocidas consecuencias que tuvo para el pueblo de Chiloé, significarán sacrificar las costas y el mar, así como toda la actividad humana que se realiza en la Bahía de Concepción. En ese sentido, también rechazamos los proyectos termoeléctricos de El Campesino (Bulnes), Las Arcillas (Pemuco) y Tierra Noble (Cabrero); porque todos ellos apuntan a imponer la producción energética por sobre la vocación agrícola y pesquera que tanta trascendencia tiene para la humanidad y que son la fuente de trabajo de miles de familias trabajadoras de nuestra zona.

Sabemos que este complejo de proyectos emanan de una política energética de Estado, que sólo apunta a convertir a la Región del Biobío en zona de sacrificio en pos del beneficio de grandes grupos económicos, por lo cual desde diversas coordinaciones y organizaciones socioambientales, territoriales, indígenas, estudiantiles y sindicales, rechazamos estos proyectos y recalcamos que nuestra lucha es contra la depredación ambiental y el saqueo; apostando por defender nuestras fuentes de trabajo, cultura, salud y ecosistemas, de manera que seamos nosotros quienes decidamos nuestro destino y el de las siguientes generaciones: un futuro que sea sostenible, armónico con la naturaleza y controlado democráticamente por las mayorías sociales de Chile y la Octava Región.

Por Defensa del Mar y la Tierra

Coordinadora Intercomunal Contra Octopus
13699948_10209565774405090_7963725860359947629_n
Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario