Realizado por / Extraído de Tiempo Real

Este mega proyecto es el más ambicioso de nuestro país, el cual producirá más energía que la Central Ventanas ubicada en la quinta región, que hasta el momento es la más grande y contaminante a nivel nacional.

El proyecto liderado por la empresa australiana Australis Power, que de ser aprobado comenzara su construcción el año 2015, pretende generar mil 140 MW al Sistema Interconectado Central (SIC). Hasta el momento la inversión más grande del país por una termoeléctrica a gas, la cual asciende a mil 300 millones de dólares.

Esta iniciativa supone la construcción de un terminal marítimo a 3 kilómetros de la costa, frente a Penco, donde llegará en barcos gas natural proveniente de Estados Unidos, que posteriormente usando la red de gaseoducto, transportará el combustible a las dos nuevas centrales termoeléctricas instaladas una en Bulnes y otra en un sector aledaño.

Crecimiento v/s desarrollo

La Región del Biobio, por medio de sus distintas fuentes de energía, principalmente hidroeléctricas, proporciona 2 mil 938 MW, el triple de la energía que consume, aquel superávit se va al sistema interconectado de electricidad. Sólo el 30% de la energía que producimos se queda acá, lo que hace pensar en cómo esto se ve reflejado en la comunidad de esta zona.  En agosto de 2011 el diario La Discusión publica una infografía donde muestra cómo se reparte la matriz energética de nuestra zona y la cantidad de energía que aquí se produce.

En el caso de Octopus, las diversas comunidades que se verán afectadas y sus representantes, han manifestado enfáticamente su oposición frente a este proyecto, señalando que las consecuencias de esta instalación son fatales para sus fuentes de trabajo. Carlos Insunza, representante del Sindicato de Buzos y Pescadores de Lirquén, en la marcha del 2 de septiembre, señala la importancia y necesidad de la protección de los recursos marinos:

Lo mismo opina Fabián Urra Jiménez, miembro del movimiento Bulnes Sin Termoeléctrica, quien señala que las emanaciones de la termoeléctrica dañará el agua y el suelo, elementos fundamentales para la producción agrícola que tanto los caracteriza a nivel nacional.

Si bien a simple vista, genera rechazo en nuestra región, por lo que implica sus efectos, Oscar Parra, Doctor en Recursos Naturales e investigador del Centro de Estudio Ambientales de la Universidad de Concepción, EULA, señala que la aprobación o rechazo de este proyecto y su evaluación ambiental, requiere una:

“evaluación contextualizada y global, que pase por distintos niveles, ya sea comunal, regional, nacional e internacional, que responda a una matriz energética. Pensar globalmente, actual localmente, instancia que además integre a la discusión diferentes organismos del estado y por sobre todo a la ciudadanía”

La discusión sobre este polémico proyecto recién comienza, pese a la negativa de varios movimientos ambientales, y la aprobación de la Comisión Regional del uso de borde costero,  ésta ahora debe ser evaluada por la Subsecretaria de las Fuerzas Armadas.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Deja un comentario